Noticias
Imagen 4-pasos-para-detener-la-hipertension

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias, como estas son elásticas, se puede adaptar y cambiar en función de las circunstancias puntuales y diferentes que tengan lugar.

La elevación de la presión arterial de forma aislada no es relevante pero si se cronifican esas elevaciones por encima de ciertos umbrales se denomina hipertensión. Preguntas y respuestas hipertensión

Hipertensión

Valores de presión arterial

Por consenso los valores comprendidos 140 seria la presión sistólica y 90 la presión diastólica milímetros de mercurio (mmHg), se definen según la OMS como valores normales en el adulto.

Recientemente, la AHA (Asociación Americana del Corazón,) y la ACC (Colegio Americano de Cardiología), han decidido modificar los rangos de tensión arterial a partir de los cuales se debe considerar que una persona sufre HTA.

Valores normales serán los comprendidos entre 120-129 de sistólica e inferiores a 80 mmHg de diastólica.

Se considera Hipertensión (HTA) cuando nuestras cifras de tensión igualen o superen los 130 mmHg de sistólica y /o iguales no superen los 80 mmHg de diastólica.

Estas nuevas cifras están en el artículo original: Whelton PK, et al. 2017 High Blood Pressure Clinical Practice Guideline, Hypertension; pp.: 22).

Fuente tabla:  https://www.seden.org/-hipertension-arterial--hta-,-nueva-definicion-y-nuevas-cifras--1243

La presión arterial aumenta por la resistencia de las arterias, este hecho está condicionado genéticamente y sobre todo ambientalmente por:

  • Aumento de peso
  • Vida sedentaria
  • Alimentación desequilibrada.

Existen situaciones en las que la presión arterial puede elevarse como en :

  • Esfuerzo
  • Descenso de temperatura
  • Con emociones, dolor, miedo
  • Ruido y discusiones

Estas alteraciones de la presión arterial deben ser momentáneas y cuando se elimine el estimulo los valores deberían normalizarse.

Hábitos saludables que recomendamos para reducir la hipertensión desde Clínica Dinan

Los hábitos de vida poco saludables influyen en la elevación de la presión arterial, lo positivo es que estés hábitos son modificables.

Por tanto una vez diagnosticada la presión arterial debemos instaurar medidas dietéticas, práctica de deporte de forma regular, reducir el peso, disminuir los hábitos tóxicos (alcohol y tabaco) reducir la ingesta de sal.

Ejercicio físico

Practicar ejercicio físico de forma regular, con intensidades adecuadas, produce vasodilatación por tanto desciende la presión arterial.

Cambios dietéticos 

  1. Reducir o eliminar el consumo de alcohol
  2. Disminuir el peso en caso de sobre peso u obesidad
  3. Reducir el consumo de grasas saturas y trans
  4. Reducir el consumo de sal en alimentos que compramos, o con el cocinamos.
  5. Aumentar el consumo de frutas y verduras

El entorno familiar

A la hora de instaurar hábitos saludables es vital que el entorno inmediato apoye y se sume a estos cambios.

La modificación de costumbres tendrá un mayor porcentaje de éxitos si nuestro entorno no fuma, hace ejercicio regularmente y evita el consumo de alcohol.

Es importante recordar:

  • Utilizar menos sal para cocinar, aumentar el sabor a través de especies, ajo, zumo de limón.
  • Usar aceite con sabor, por ejemplo de oliva virgen extra, existen distintas variedades que nos aportan matices
  • Evitar conservas, precocinados , salazones
  • Leer las etiquetas con atención para averiguar la cantidad de sodio por ración consumida.

Etiquetado de sal e ingesta máxima.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ingesta máxima diaria de sal debe ser de 5 gramos de sal = 2 gramos de sodio.

Cantidad máxima de sal recomendada por la OMS

GRAMOS SODIO x 2,5 = SAL

Las etiquetas nos aportan el dato de contenido en sodio y para obtener el contenido de sal utilizaremos la fórmula de arriba. En este alimento:

Por ejemplo: GRAMOS SODIO X 2,5 ::: 0,13x2,5 = 0,325 g de sal por ración

¿SABÍAS QUÉ?

  • Mucha sal: 1,25 gramos por cada 100 gramos.
  • Poca sal: 0,25 gramos por cada 100 gramos.

  • CONTENIDO REDUCIDO DE SODIO/SAL: reducción del 25% en comparación con otro producto similar.
  • BAJO CONTENIDO DE SODIO/SAL: no más de 0.12 g / 100 g o ml de producto.
  • MUY BAJO CONTENIDO DE SODIO/SAL: no más de 0.04 g/100 gramos o ml de producto.
  • SIN SODIO O SIN SAL: no más de 0.005 g/ 100 g mL de producto

Sobre todo RECUERDE:

LA HIPERTENSION ARTERIAL NO DA SINTOMAS, PERO TIENE GRAVES CONSECUENCIAS.

Compartir:

Etiquetas: , ,

Imagen Lidia Carballo Macia
Lidia Carballo Macia

Mi filosofía de trabajo se basa en promocionar y enseñar alimentación saludable adaptada a las distintas etapas de la vida, a distintas formas de vivir, respetando los gustos del núcleo familiar.
Facilitar ideas de cocina, para las personas con poco tiempo para cocinar, que comen fuera por trabajo o trabajan a turnos.
Uno de los puntos fuertes es consensuar con el paciente cambios paulatinos progresivos y mantenidos en el tiempo, donde mi trabajo es ayudar, orientar y apoyar en esa transición, con pautas nutricionales basadas en la evidencia científica.

Deja un comentario sobre 4 pasos para detener la hipertensión
06 de Marzo 2019: Definidas 73 pseudoterapias y otras 66 en estudio, entre ellas homeopatía, acupuntura y osteopatía     |     21 Febrero 2019: Carrefour retira 3 lotes de toallitas de bebé contaminadas por una bacteria