Noticias
Imagen sol-proteccion-solar-danos-producidos-por-el-sol-y-alergias

El envejecimiento prematuro de nuestra piel causado por la radiación es el responsable de la gran mayoría de los cambios que sufre nuestra piel. Estas radiaciones penetran en nuestra piel y pueden dañar algunos componentes estructurales como la elastina y el colágeno. De forma acumulada estos daños contribuyen al envejecimiento de la piel.

Además de ello muchas personas sufren alergias al sol, quemaduras y otros daños irreparables de diferente tipología. En la Clínica Médica Dinan somos conscientes de que, con la llegada de los meses de calor, las quemaduras y daños solares son más frecuentes. Por todo ello hoy queremos ofrecer esta información para mejorar el cuidado y la protección de la piel frente al sol.

El envejecimiento prematuro producido por la radiación solar

Los cambios más dramáticos los podemos observar en las zonas cutáneas más expuestas como el cuello, manos, escote y nuca. En estos casos la piel se va volviendo más seca, desvitalizada y con arrugas. La radiación solar llega a nuestra piel causando alteraciones cutáneas mediante diferentes procesos como la formación de los radicales libres, la activación de los procesos inflamatorios y la disminución de la producción de colágeno. Los radicales libres son el primer paso por el cual la radiación UV inicia su proceso de envejecimiento. Se forman moléculas libres que dañan nuestras células.

proteccion solar

¿Cómo elegir la mejor protección solar? 

Para elegir la protección solar más adecuada para nosotros tenemos que tener en cuenta nuestro tipo de piel, pero también el tiempo de exposición y la cantidad de radiación que existen en el lugar. Si vamos a estar en lugares con arena o agua tenemos que tener en cuenta que estos elementos reflejan hasta un 85% la luz solar, aunque nos encontremos a la sombra debemos usar protección.

La principal función de los protectores solares es la de prevenir quemaduras. Poseen una barrera química de absorción o reflexión de la radiación y previenen el paso de la radiación UV a la piel. Ante la duda siempre es mejor elegir la máxima protección SPF 50, testado dermatológicamente y para pieles sensibles. 

Las exposiciones prolongadas a la radiación UV, especialmente la UVA, alteran varios de los mecanismos biológicos de la célula, formando radicales libres, alterando enzimas y proteínas, además de alterar directamente el ADN celular. Y todo esto ocasiona daños en la estructura de nuestra piel provocando un envejecimiento prematuro. Ahora más que nunca no debemos olvidar la protección solar.

Daños y manchas producidas por el sol

El sol también puede dañar nuestra piel causando manchas y quemaduras graves. La hiperpigmentación y el sol hace referencia a las manchas cutáneas producidas por la exposición al sol. Suelen aparecer en la piel que frecuentemente está expuesta al sol, como la cara, el cuello, el escote y las manos. Son un claro recordatorio de que algo no hemos hecho bien a la hora de protegernos contra el sol, es otra forma más de agresión o daño a la piel a causa del sol.

Estas manchas aparecen alrededor de los 30 o 40 años. En principio esas manchas no son peligrosas, pero sí son incómodas estéticamente. Para eliminarlas o atenuarlas también tenemos que recurrir a la medicina estética, a través de peelings químicos o tratamientos que aclaren la piel.

proteger la piel del sol en verano

Tratamiento contra los problemas de la piel producidos por el sol

La protección solar ayuda a prevenir la aparición de dichas ronchas, granitos o rojeces. Es importante reponer su aplicación cada 2 horas y también evitar tomar el sol en las horas centrales del día. Además podemos usar otros complementos para protegernos como gorra o gafas. Todas estas medidas de protección son el mejor tratamiento.

Tomar suplementos orales de forma previa, especialmente los que tienen vitamina C y E, puede ayudarnos. Este tipo de substancias ayudan a tolerar mejor la radiación ultravioleta, pero siempre han de ingerirse bajo supervisión médica y no como reemplazo de una dieta saludable.

Cuando se dan síntomas que no remiten ni se evitan con protección solar puede ser necesario recurrir a corticoides y terapias médicas. Pero ante la toma de cualquier medicamento nuevo siempre tenemos que consultar con un médico especialista.

Compartir:
Imagen Clínicas Dinan
Clínicas Dinan

Clínica Dinan, centro de salud integral ubicado en Lugo Capital, creado en 1982 por un grupo de profesionales médicos con el fin de ofrecer una gran variedad de servicios para el cuidado de la salud.