Durante los meses de julio y agosto los viernes por la tarde la CLINICA DINAN permanecerá cerrada.
Noticias
Imagen la-importancia-del-etiquetado-nutricional

La información nutricional nos ofrece información relevante y de valor para estar informados. Saber lo que consumimos y el valor nutricional de los alimentos que tomamos nos permite alimentarnos mejor y llevar un estilo de vida más saludable. En la Clínica Médica Dinan somos muy conscientes de ellos y siempre procuramos ofrecer asesoramiento al mismo tiempo a nuestros pacientes. A día de hoy existen numerosos productos alimentarios a nuestra disposición, lo que ofrece gran variedad a nuestra alimentación, pero a la misma vez, hace más difícil efectuar elecciones adecuadas. Día a día, en la consulta surgen dudas sobre la composición nutricional de los alimentos o sobre cómo se puede saber si un alimento es saludable al leer la etiqueta nutricional. Por ello, hoy vamos a hablar de la importancia del etiquetado nutricional y de los consejos a seguir para aprender a leerlo.

¿Qué es el etiquetado nutricional?

El etiquetado nutricional es la hoja de presentación de un alimento, es decir, es la información que contiene cada alimento destinada a informar al consumidor sobre sus propiedades nutricionales. El Reglamento (UE) nº1169/2011, sobre la información Alimentaria Facilitada al Consumidor, regula este etiquetado con la finalidad de proteger el derecho del consumidor a conocer la información real relativa a cada producto alimentario.

etiquetas informaciona nutricional

El etiquetado nutricional debe contener información obligatoria, ¿sabes cuál es?

Todo producto alimentario debe presentar la siguiente información obligatoria:

  1. Denominación del producto: descripción del alimento para que el consumidor pueda saber de qué se trata. Por ejemplo: “Quinoa en grano”
  2. Lista de ingredientes: aparecen de mayor a menor presencia según la cantidad que contenga el producto final. Por ejemplo: “Ingredientes: Leche pasteurizada de vaca [vaca (mín. 50%), oveja (mín. 20%) y cabra (mín.15%)], sal, cuajo y fermentos lácticos”.
  3. Alérgenos: aquellas sustancias que son susceptibles de crear alergia o intolerancias alimentarias. Existen 14 alérgenos principales: gluten, lácteos, huevo, pescado, moluscos, crustáceos, sulfitos, altramuces, frutos con cáscara, cacahuetes, mostaza, soja, apio y granos de sésamo. Por ejemplo: “Puede contener trazas de gluten”.
  4. % alcohol: se debe indicar en las bebidas que contengan más de un 1,2%.
  5. Información nutricional: como mínimo se debe indicar el valor energético, cantidad de grasa, grasa saturada, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal.
  6. Cantidad neta: expresada en gramos, kg, ml o L según cada producto.
  7. Fecha de caducidad o consumo preferente: se expresa como “fecha de caducidad: día/mes y a veces año” o como “consumir preferentemente antes del día/mes/año”.
  8. Condiciones de conservación y utilización: si el alimento requiere un modo determinado de uso o conservación. Por ejemplo: “Almacenar en un lugar fresco y seco”.
  9. Nombre o razón social: nombre y dirección de la empresa.
  10. País de origen: país de origen o lugar de procedencia del alimento.
  11. Modo de empleo: Por ejemplo: “Una vez abierto el envase, conservar en el frigorífico y consumir antes de 3 días”.
  12. Lote: el cual va a permitir conocer la trazabilidad del producto.

etiquetado de alimentos

¿Qué son las declaraciones nutricionales del etiquetado nutricional?

Son mensajes no obligatorios que sugieren que el producto posee propiedades beneficiosas en cuanto a su contenido energético o a la cantidad de nutrientes o sustancias. Algunos ejemplos de ellas serían:

  • “Bajo valor energético”
  • “Bajo contenido en grasas saturadas”
  • “Sin azúcares”
  • “Muy bajo contenido en sodio/sal”
  • “Alto contenido de fibra”
  • “Fuente de omega 3”

Pero... ¿Esto significa que todos los productos pueden añadir estas declaraciones nutricionales? ¡No!, para poder añadir estas declaraciones se tienen que cumplir una serie de condiciones:

  • No pueden ser falsas o engañosas.
  • No pueden hacer dudar sobre la adecuación nutricional de otros alimentos.
  • No pueden llevar al consumo excesivo del alimento.
  • No pueden referirse a cambios en las funciones corporales que puedan crear alarma en el consumidor.
  • En bebidas con más de 1,2% vol. de alcohol no podrán figurar declaraciones de propiedades saludables.
  • Demostrar la presencia, ausencia o menor contenido de un nutriente mediante pruebas científicas.
  • El nutriente por el que se crea la declaración debe estar en cantidades significativas en el producto final.

Y ahora… ¿Cómo se si un alimento es adecuado nutricionalmente?

En lo primero que tenemos que fijarnos es en la cantidad de alimento que vamos a consumir, es decir, en la ración de consumo. Gran cantidad de envases ya contienen la ración de consumo, pero debes fijarte en si la cantidad que realmente vas a consumir corresponde a la que se fija en el envase para poder conocer la cantidad real de nutrientes y calorías que te va a aportarte dicho producto.

informacion de alimentos en etiquetas

Por otro lado, fíjate en la cantidad de ingredientes que contiene el producto alimentario. Por norma general, a menor número de ingredientes, mejor producto.

El nombre del producto debe ser igual al primer ingrediente que aparece en la lista de ingredientes. Por ejemplo, si la denominación del producto alimentario es “quinoa en grano”, el primer ingrediente debería ser la quinoa, si no lo es… ¡desconfía!

En lo referente a las cantidades de nutrientes y calorías:

  • Priorizar alimentos que contengan <225 kcal="" 100="" g="" de="" producto="" strong="">, a EXCEPCIÓN DE: frutos secos, aceites, aguacate, cereales integrales…
  • Un alimento se considera alto en sal cuando contiene más de 1 g/100g de producto.
  • Referente a la fibra, debemos consumir entre 25-30g de fibra al día, siendo un alimento considerado como “fuente de fibra” aquel que contiene como mínimo 3 g/100 g producto.
  • Sobre la cantidad de azúcar, la OMS recomienda que nuestro consumo de azúcar no supere el 5% de las calorías diarias totales. Es decir, una persona que consuma 1500 kcal al día, no debería tomar más de 18 gramos de azúcar al día. Un producto se considera bajo en azúcares si contiene menos de 5 gramos/100 g producto.

Para no exceder esta cantidad, es fundamental mirar la lista de ingredientes y saber que el azúcar puede aparecer con más de 50 nombres en el etiquetado nutricional:

 peligros del azucar informacion nutricional

Como ves, el etiquetado nutricional aporta gran cantidad de información sobre los productos alimentarios y su entendimiento es vital para tomar nuestras propias decisiones en cuanto a qué queremos comer, sin que la publicidad o el marketing influyan en nuestras elecciones.

Si tienes cualquier duda no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te ayudaremos a entender el etiquetado nutricional de forma sencilla y total. Nuestro equipo de Dietética y Nutrición está a tu disposición.

Compartir:
Imagen Clínicas Dinan
Clínicas Dinan

Clínica Dinan, centro de salud integral ubicado en Lugo Capital, creado en 1982 por un grupo de profesionales médicos con el fin de ofrecer una gran variedad de servicios para el cuidado de la salud.