Noticias
Imagen como-volver-a-la-rutina-de-forma-saludable

Los hábitos saludables deben acompañarnos durante todo el año, pero septiembre es para muchas personas un mes de comienzos y de retomar los hábitos de alimentación y de vida saludable. Las vacaciones llegan a su fin y si toca volver a la rutina lo más habitual es que sigamos practicando aquellos hábitos que hemos adquirido antes del verano. Consumir más vegetales, planificar los menús semanales o cocinar más son algunos de los propósitos más recurridos. Hoy desde la Clínica Dinan en Lugo queremos hablar de esos hábitos que conviene retomar en septiembre.

¿Cómo volver a la rutina después de las vacaciones y no sufrir en el intento?

Ya ha llegado septiembre y es muy probable que durante las vacaciones nos hayamos permitido más excesos y hayamos desconectado de ciertos hábitos beneficiosos para nuestra salud. Pero ahora toca volver a la rutina y volver a cuidarse. Hay ciertos hábitos que no deberían desaparecer ni en verano; como una alimentación saludable y la práctica de deporte de forma habitual, pero en aquellos casos en los que han desaparecido conviene evitar los siguientes errores para volver a la rutina sin sufrir tanto:

  • Retomar el nivel de práctica deportiva anterior al periodo de vacaciones puede ser un error, pues lo más adecuado es ir adaptándonos poco a poco.
  • Hacer dietas muy restrictivas para “compensar” de algún modo los excesos tampoco es lo más adecuado, pues puede llevarnos a sufrir un efecto rebote a largo plazo.
  • Machacarnos en el gimnasio durante un par de semanas para tratar de eliminar los excesos tampoco es lo más adecuado.

Para evitar estos errores en esta noticia os contamos como poder ir recuperando nuestra rutina poco a poco tras las vacaciones.

beneficios de hacer deporte

Volver a entrenar después de las vacaciones de verano

La práctica de ejercicios físico es fundamental para tener un estilo de vida saludable. Es importante que estos hábitos no sean vistos como algo pasajero, deben formar parte de nuestra vida para siempre. Si practicábamos ejercicio físico anteriormente lo ideal es no ser muy exigentes con los primeros entrenamientos, pues de lo contrario podemos no llegar a ser capaces de soportarlos en el tiempo y terminar abandonando por el camino. Lo mismo ocurre si lo que buscamos es practicar deporte por primera vez. Debemos ir poco a poco aumentando la intensidad de los mismos paulatinamente.

No resulta conveniente tener prisa a la hora de retomar los hábitos saludables cuando hemos estado mucho tiempo sin hacer deporte. Lo ideal es comenzar con algo que estemos seguros de que podamos completar bien para no tener que tirar la toalla a la larga. Aumentar de forma gradual y sin prisa hará que nos adhiramos más fácilmente a la rutina.

Volver a llevar una dieta saludable tras las vacaciones: consejos para lograrlo

La rutina para una vida sana debe incluir un equilibrio entre una buena alimentación y el ejercicio físico. Si estas vacaciones nos hemos dejado llevar y hemos comido más de lo normal lo ideal es intentar volver a la rutina siguiendo pautas de alimentación más saludables. Siendo flexible, pero con rutinas. El mejor consejo que podemos dar desde la Clínica Dinan es que no tratemos de compensar los excesos con una dieta llena de restricciones, planes de alimentación imposibles o poco apetecibles. Nuestra experiencia nos dice que esto solo hará que detestemos la rutina y que “pequemos” muy a menudo incumpliendo nuestros objetivos.

A partir de ahí lo ideal es planificar un menú con una buena lista de la compra para evitar comprar alimentos poco saludables porque luego acabaremos comiéndolos. Si compramos solo los productos saludables cuando tengamos antojos en casa será más difícil caer en ellos. Esto implica dejar a un lado los productos ultraprocesados pero podemos recurrir a los buenos procesados que nos hacen la vida más fácil por la semana como: legumbres en conserva, pescados también en conserva, verduras congeladas...

Aumentar el consumo de alimentos vegetales siempre es una excelente idea, pudiendo comenzar con aquellas que ya vienen listas para comer e ir incorporando productos frescos poco a poco cuando ya tengamos cierto hábito.

Ventajas de planificar un menú semanal y de cocinar en casa

Planificar un menú semanal nos ayuda a hacer una lista de la compra más eficiente y también a ahorrar dinero. La única forma de comer bien y saludable es incluyendo todos los grupos de alimentos en nuestra dieta y un menú prediseñado nos ayuda a ser más conscientes de cómo comemos. Otra gran ventaja es que nos evita tener que estar pensando cada día qué preparar para comer, algo muy útil tras la vuelta a la rutina, el trabajo, las actividades de ocio…

dieta sana y nutricion en lugo

Actualmente existe una tendencia en alza conocida como Bach Cooking que significa cocinar un día a la semana para comer durante toda la semana dicha comida. Existen muchas opciones para seguir un menú semanal fundamentado en esto. Y básicamente implica cocinar una mayor cantidad de comida de una vez para ir consumiéndola poco a poco a lo largo de la semana. Tanto si optamos por esta opción, como si no, lo ideal es cocinar más en casa y evitar comer productos precocinados o fuera de casa. Cocinando en casa podemos comer comida real, de mayor calidad, al mismo tiempo que ahorramos dinero.

Otros hábitos saludables para volver a la rutina

Practicar ejercicio físico y llevar una dieta equilibrada son dos de los mejores hábitos que podemos incorporar a nuestra rutina en septiembre, pero no son los únicos. Existen otros hábitos buenos para nuestra salud que también suelen estar en las listas de propósitos de todo el mundo, y no es para menos porque son realmente buenas para nuestro cuerpo y nuestra mente. Estos hábitos son:

  • Dormir lo suficiente, entre 7 y 8 horas todos los días. Dormir es un proceso vital y nos ayuda a regenerar nuestro cuerpo y nuestro organismo. Las personas que duermen poco o mal tienen un sistema inmunológico más débil.
  • Controlar el hambre emocional y evitar los atracones en momentos de ansiedad. El aburrimiento, la tristeza o el estrés pueden hacer que comamos más de lo debido y sin hambre real. Cuando tenemos hambre real no preferimos ningún alimento en concreto, pero los antojos se producen como consecuencia de determinadas emociones.
  • Dedicarnos más tiempo a nosotros mismos. El tiempo en soledad o para realizar las actividades que más nos satisfagan es importante para sentirse bien.

En la Clínica Dinan contamos con un equipo especialista en Nutrición y Dietética que podrá ayudarte a lograr todos tus objetivos en este mes de septiembre, o en cualquier época del año. Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros sin compromiso.

Compartir:
Imagen Clínicas Dinan
Clínicas Dinan

Clínica Dinan, centro de salud integral ubicado en Lugo Capital, creado en 1982 por un grupo de profesionales médicos con el fin de ofrecer una gran variedad de servicios para el cuidado de la salud.