Noticias
Imagen 7-puntos-clave-para-una-vida-saludable-en-la-edad-adulta

Llevar un estilo de vida saludable es mucho más que seguir una dieta durante un determinado período de tiempo. En la Clínica Dinán te explicamos en detalle cómo llevar hábitos de vida saludable que repercutan en nuestro bienestar. Si quieres conocer las claves para estar sano en la edad adulta sigue leyendo.

Un estilo de vida saludable incluye aspectos como son:

  • Alimentación saludable.
  • Actividad física regular.
  • Evitar el consumo de sustancias perniciosas para la salud ( tabaco, alcohol u otras drogas).
  • El descanso de calidad.
  • Evitar o solucionar el estrés.
  • Mantener normas de higiene para prevenir otras enfermedades (lavarse las manos, higiene dental… etc.)
  • Tomar la medicación y realizar las revisiones medicas que nos pauten los facultativos médicos según la etapa vital en la que nos encontremos.

La definición del concepto de alimentación saludable se consensuó a través del Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas GREP-AEDN

¿Qué podemos considerar cómo alimentación saludable?

  1. Alcanzar y mantener un funcionamiento óptimo del organismo.
  2. Conservar o restablecer la salud.
  3. Disminuir el riesgo de padecer enfermedades.
  4. Asegurar la reproducción, la gestación y la lactancia.
  5. Promover un crecimiento y desarrollo óptimos.
  6. Debe ser satisfactoria, suficiente, completa equilibrada, armónica, segura, adaptada, sostenible y asequible.

Consideramos muy importante que sea agradable y sensorialmente placentera porque es la parte que hace que sea sostenida en el tiempo. Los planes nutricionales suelen fracasar al ser muy restrictivos y con poca variedad.

En este apartado suele confundirse con las “dietas milagro” donde su único objetivo son los resultados inminentes sin tener en cuenta la salud a largo plazo.

Objetivos de una alimentación saludable

El objetivo de una alimentación saludable es mejorar la calidad de vida y a su vez mejorar:

  • La función cardiovascular
  • Promover bien estar digestivo.
  • Mantener el peso dentro de límites normales.
  • Conservar la masa ósea.

Recomendaciones nutricionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

  1. Consumir frutas (3 porciones) por lo menos una de ellas rica en vitamina C , verduras (2 porciones)al día preferiblemente crudas o 400g netos.
  2. Aumentar el consumo de legumbres de dos a cuatro veces a la semana.
  3. Consumir de cereales integrales no procesados como preferencia para acompañar tus platos.
  4. Reducir el consumo de azucares libres a menos del 5% de la ingesta calórica total.
  5. Limitar el consumo de grasa al 30% de la ingesta calórica diaria. Como preferencia consumir grasas no saturadas presentes en pescados azules como son jurel, boquerón, pez espada, atún…etc, frutos secos, aceite de oliva, aguacate. Las grasas trans de los productos procesados como galletas, margarinas, pizzas congeladas, comida rápida…etc
  6. El líquido de referencia para hidratarse debe ser agua.
  7. Limitar el consumo de sal a menos de 5 gramos al día o 2,5 g sodio y consumir sal yodada.

Gráficamente estos consejos están reflejados en “El plato de comer saludable de Harvad”:

Nutrición en Lugo: Consejos y recomendaciones para mantenerse activo

Fuente de la imagen: https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/healthy-eating-plate/translations/spanish/

Distribución adecuada de los alimentos

  • La mitad de los alimentos que ingieras que sean de origen vegetal preferiblemente crudos.
  • El aporte proteico de calidad, carnes magras, pescados, huevos, legumbres, frutos secos.
  • El aporte de hidratos de carbono a partir de cereales integrales.
  • Cocina de forma sencilla.

Uno de los mensajes más importantes es que hablamos de grupos de alimentos y no de alimentos concretos, la importancia de comprar alimentos frescos, cocinar y disfrutar.

No empieces una dieta que terminara algún día, comienza un estilo de vida que dure para siempre.

Compartir:

Etiquetas:

Imagen Lidia Carballo Macia
Lidia Carballo Macia

Mi filosofía de trabajo se basa en promocionar y enseñar alimentación saludable adaptada a las distintas etapas de la vida, a distintas formas de vivir, respetando los gustos del núcleo familiar.
Facilitar ideas de cocina, para las personas con poco tiempo para cocinar, que comen fuera por trabajo o trabajan a turnos.
Uno de los puntos fuertes es consensuar con el paciente cambios paulatinos progresivos y mantenidos en el tiempo, donde mi trabajo es ayudar, orientar y apoyar en esa transición, con pautas nutricionales basadas en la evidencia científica.

Deja un comentario sobre 7 puntos clave para una vida saludable en la edad adulta